26.4.08

perto


¡Cuánto hace, Portugal, hace ya cuánto
vivimos separados! Pero el alma,
esta alma incierta, nunca fuerte o calma,
jamás te descuida, ni bien ni tanto.

Sueño, histérico oculto, un escondrijo vano...
el río Furness, que es el que aquí baña,
sólo irónicamente me acompaña,
que estoy parado y él corriendo tanto...

¿Tanto? Sí, tanto relativamente...
Leche, acabemos con las distracciones,
la sutileza, el intersticio, el entre,
la metafísica de las sensaciones:

Acabemos con esto y todo lo demás...
¡Ah, qué ansia humana de ser río o muelle!



Álvaro de Campos

2 comentarios:

samsa777 dijo...

Nostalgia y deseo... la misma moneda...

ana dijo...

Jajaja. Yo soy más partidaria del maestro Caeiro.