29.1.18

S'allarga la figura del xiprer
sobre el jardí des d'on comença el vespre
el camí de tornada de les coses.
L'aire manté el seu vol com en suspens
sobre els colors de menta de les fulles.
La mar - en una línea de coure -
no se para la terra de la sal
que sopesa la força de les aigües.

Teresa Pascual. Rebel·lio de la sal. Pagès editors, 2008

Imatge: Edward Hopper. Vorerar del mar rosso.

20.1.18

DESEMPLEO

Me llaman de repente
a la palabra invierno.
Entro en ella. Me piden
disculpas sin mirarme.
Ya no trabajo aquí.

Voy por última vez
hasta la primavera.
En una caja meto
el sol, la rama verde,
mis sílabas contadas.

Llevo mis pertenencias
a un verano cerrado
sin oficio de mí.
Es el sonido triste
de los despertadores.

Y respiro el otoño
con este yo borrado.
Las hojas amarillas
me hablan de un trabajo
que pertenece al viento.


Luis García Montero. A puerta cerrada. (Ed. Visor, 2017)
Imagen: Above. Zaragoza

31.12.17


Treballs d’amor


El motiu tant és.
Cal buscar entre les restes el que ha sobreviscut. ¿Podríem no sentir-nos insegurs,
si els nostres sentiments
són territoris de frontera
perduts, recuperats, tornats a perdre?
Perquè estimar no és enamorar-se.
És tornar a construir, una vegada, una altra,
el mateix pati on escoltar les merles
quan a la primavera encara és de nit.
És l’únic cant d’ocell que podria ser Schubert.
Tu i jo com als vint anys, sols a la cuina,
ens fem forts escoltant aquesta melodia.
Més claredat no l’hem tinguda mai. 


Joan Margarit. Un hivern fascinant. Ed. Proa, 2017

Imatge: Chagall

2.12.17

Algunos se complacen en decirme:
estás viejo, te duermes,
de pronto en cualquier parte.
Llevas raras camisas,
cabellos y chaquetas estentóreas.

Pero yo les respondo
como el viejo poeta Anacreonte
lo hubiera hecho hoy:
- Sí, sí, pero mis cientos de viajes por el aire,
mi presencia feliz, tenaz, arrebatada
delante de mi pueblo,
mi voz viva con eco
capaz de alzar el mar a cimas de oleaje,
y las bellas muchachas, y los valientes jóvenes
que me bailan en corro...
Y el siempre sostenido, ciego amor,
más allá de la muerte...

Rafael Alberti. Versos sueltos de cada día (1982)

26.11.17

EL SER NO ES UNA FÁBULA


El ser no es una fábula, este sol
que nos mueve en silencio incendia todo. 
¿No somos inocentes? Cada sueño
tiene su duro encanto; aquí la lluvia 
perdió sus hadas y su blanca sombra, 
aquí, a la orilla en que Dios está solo
como destino, en la noche del viento.
Vuelan tardes y frutos, ruedan cuerpos
por la luz en declive, por él agua. 
Apenas recordamos la caída
donde la muerte se llenó de pájaros
y alguien gritó que el cielo es imposible.
Pero nosotros no queremos dar
el salto, nos negamos a la dicha.
El ser no es una fábula, se vive
como se cuenta, al fin de las palabras.

Giovanni Quessep. Nadie podrá decir que tu reino no existe. (Ed. Valparaíso, 2015

Imagen: Vieira da Silva. Composición, 1948

18.11.17

EN EL PUENTE

Hay lugares que siempre son retorno.
Cada día nos dan en abundancia
aquello que esperamos sin saberlo,
la luz cuando amanece sobre el mar,
el agua repentina en las acequias,
las cañas inclinadas por el viento,
el sol de las naranjas
                                   en los huertos oscuros.

Qué libertad callar y ver la aurora
en este invierno nuevo de mis años.
Acabo de llegar hasta este puente
donde cada mañana me detengo
sin saber el porqué
                                   de saberme tan vivo,

y el olor de la tierra me desata.


José Inisita. El eje de la luz. Ed. Renacimiento, 2017.

Imagen: Constable. Gillingham Bridge, Dorset.


2.10.17



Aquesta remor que se sent no és de pluja.
Ja fa molt de temps que no plou.
S’han eixugat les fonts i la pols s’acumula
pels carrers i les cases.
Aquesta remor que se sent no és de vent.
Han prohibit el vent perquè no s’alci
la pols que hi ha pertot
i l’aire no esdevingui —diuen— irrespirable.
Aquesta remor que se sent no és de paraules.
Han prohibit les paraules perquè
no posin en perill
la fràgil immobilitat de l’aire.
Aquesta remor que se sent no és de pensaments.
Han estat prohibits perquè no engendrin
la necessitat de parlar
i sobrevingui, inevitable, la catàstrofe.



I, tanmateix, la remor persisteix.

Miquel Martí i Pol

Tàpies, L'esperit català