18.11.17

EN EL PUENTE

Hay lugares que siempre son retorno.
Cada día nos dan en abundancia
aquello que esperamos sin saberlo,
la luz cuando amanece sobre el mar,
el agua repentina en las acequias,
las cañas inclinadas por el viento,
el sol de las naranjas
                                   en los huertos oscuros.

Qué libertad callar y ver la aurora
en este invierno nuevo de mis años.
Acabo de llegar hasta este puente
donde cada mañana me detengo
sin saber el porqué
                                   de saberme tan vivo,

y el olor de la tierra me desata.


José Inisita. El eje de la luz. Ed. Renacimiento, 2017.

Imagen: Constable. Gillingham Bridge, Dorset.


2.10.17



Aquesta remor que se sent no és de pluja.
Ja fa molt de temps que no plou.
S’han eixugat les fonts i la pols s’acumula
pels carrers i les cases.
Aquesta remor que se sent no és de vent.
Han prohibit el vent perquè no s’alci
la pols que hi ha pertot
i l’aire no esdevingui —diuen— irrespirable.
Aquesta remor que se sent no és de paraules.
Han prohibit les paraules perquè
no posin en perill
la fràgil immobilitat de l’aire.
Aquesta remor que se sent no és de pensaments.
Han estat prohibits perquè no engendrin
la necessitat de parlar
i sobrevingui, inevitable, la catàstrofe.



I, tanmateix, la remor persisteix.

Miquel Martí i Pol

Tàpies, L'esperit català

14.4.17

PLAYA DE COLLIOURE, 2014

                         a Amparo

Recoges piedras de la playa de Collioure,
un mar nublado sobre el precipicio azul
de tu mirada te habla
de abuelos y de músicas
que no cierran la herida.

Y respiras con lágrimas
cuando sabes que pisas ese barro arrastrado
desde los Pirineos. El nombre de tu padre
te sigue repitiendo las voces del exilio
y un puñado de versos
arroja vida sobre la casa abandonada.
Allí empezó la infancia, aunque nosotros
no habíamos nacido.


José Ángel García Caballero

Imagen: Escritorio, piedra de Collioure
Música: Serrat, Cantares


21.3.17


Hauràs de tornar a escriure
l'obscur epíleg de la teva lògica,
ja que ignores, encara, noms d'ocells
I d'eines oblidades de conreu.
El déu de les mans buides ha tornat
cercant el que no has escrit encara.
Hauràs de prendre al desencís la pròpia,
desitjada grandesa, ja que, sempre,
a les teves històries hi surten
columnes i ponents,
un vell costum de solitari.

        Joan Margarit

        Imatge: Hammershoi
        Música: Noite, Sassetti

11.2.17

wall street
Para Howard Piggee
estou de pé
numa esquina da Wall Street
em New York
esperando por ela
embora saiba que ela jamais virá
meu corpo é uma formiga diminuta
de pé entre milhões de gigantes
a cidade superlotada
o ar superlotado
não há espaço nem para minha alma
táxis amarelos passando
como pêssegos em meu quintal
táxis amarelos passando
e gritando em uníssono
como a América é linda
como a América é linda
ah, e como é afiada!


wall street
                       Para Howard Pigee

estoy de pie
en una esquina de Wall Street
en New York
esperándola
aunque sepa que ella jamás vendrá
mi cuerpo es una hormiga diminuta
de pie entre millones de gigantes
la ciudad superpoblada
el aire superpoblado
no hay espacio para mi alma
pasando taxis amarillos
como melocotones en mi parcela
pasando taxis amarillos
y gritando al unísono
¡cómo es de bella América
cómo es de bella América

ah, y cómo de afilada!

Narlan Matos, Antología Poética Bilingüe. Trad. José Ángel García Caballero. Ed. Maolí, 2016

Imagen: Juan Carlos Mestre

29.1.17

DESPUÉS I

Aunque nadie lo sepa,
soy el Sísifo de este siglo
que carga cada día con
un millón cien mil maletas
en un plúmbeo e incesante viaje.
¡Nadie jamás se lo creería!
¡Ni yo sé cómo me las arreglo
para ir y volver un millón cien mil veces cada día!

Lo único que llama la atención puntualmente
es que he perdido tanto peso
que el color envejecido de las maletas
me tapa el alma.
Bien mirado, parece que ellas anden solas,
inestimables reliquias viajeras
bajo su plomiza carga de ilusiones.

Los hombres en esta parte del mundo
ya se han acostumbrado a su periplo,
aunque de vez en cuando
hay quien para alguna,
la levanta con parsimonia y exclama:
“¡Está vacía!”


Corina Oproae, Mil y una muertes. Ed. La Garúa, 2016

Imagen: filtran