26.1.08

Nada que decir


NADA QUE DECIR




Para naciones imprecisas como maleza,
para los nómadas que viven entre las rocas,
tribus de baja estatura y cara de enfado,
y para las familias unidas por adoquines
en pueblos con molinos de oscuras mañanas,
la vida es una muerte lenta.

Y también sus distintas maneras
de edificar, de bendecir,
de medir el amor y el dinero
son variantes de una muerte lenta.
El día que uno pasa cazando un cerdo
o celebrando una fiesta en el jardín,

horas que dan fe
o dan a luz, avanzan
hacia una muerte igualmente lenta.
Y decir eso para algunos
no significa nada; a otros les deja
sin nada que decir.

Philip Larkin


Imagen: "Melancolía de un bonito día" de Giorgio de Chirico


y Cristina Branco sonando:


2 comentarios:

maría nefeli dijo...

Son dos cosas iguales: la muerte lenta es hija del silencio...
esa canción la he cantado muchas veces de memoria: "Trago fados nos sentidos,
tristezas no coração. Trago os meus sonhos perdidos em noite de solidão. Trago versos, trago som,de uma grande sinfonia
tocada em todos os tons da tristeza e da alegria..." ...dolorosamente hermosa...
un beso

cheeck to cheeck dijo...

Hce días estuve hablando con alguien de chirico, y aquí está de nuevo, tus imágenes me seducen tanto como tus palabras precisas.