8.5.07

memoria de la sangre


Saciar la asfixia.
Derretir los labios anclándolos en tierra.

No conjurar el pacto recostado sobre huesos
de papel. Morder la textura.
Que el sable en la carne aliente a los tendones
en el herraje torpe de la herida.
Y cuando el ahogo cese
y las pupilas callen,
nadie dude,

que somos sangre soportando sangre.


Rebeca Diaz, Revista Quebrados (Madrid, mayo de 2007)

..................................................

Imagen: René Magritte "La memoria"

2 comentarios:

maría nefeli dijo...

Que somos memoria soportando memoria...hermoso poema de Rebeca. Gracias por darlo a conocer.
un beso

cheeck to cheeck dijo...

Rebeca sabe que es un espejo en el que me miro y quedo reflejada, en sus poemas me doy cuenta todavía más.

Gracias J.A.