8.1.17

tres

RECOGERSE EN EL párpado infinito
soñar
contra el desahucio el hambre contra el cansancio

oscilar como si ya nada pasara como si

parpadeo parpadeo parpadeo sueñoscilo

como si fuera agua templada
el horizonte.


Ana Gorría, Nostalgia de la acción (Ed. Saltadera, 2016)
Nací una noche vieja
del frío de diciembre.
Nervios, carreras en la casa,
vapor de agua caliente,
prisas, lágrimas, gritos,
susurros y pañales.
Las luces de aquel cuarto
se fueron apagando con mi llanto
mientras crecía
el bullir de la gente por las calles.
Calma adentro y afuera algarabía,
recordaba mi madre como un sueño.

En aquel desajuste
- todo un presagio -
he vivido por siempre.
Fuera del mundo yo,
aquella habitación, aquellos brazos,
aquella cuna.

Llegué muy tarde al año que se iba
y el que venía me encontró dormida.

Ángeles Mora, Ficciones para una auto biografía (Ed. Bartleby, 2015)

CONCURSO
Te dolió no ganar.

Le pediste a tu padre
que se fuera contigo
a una esquina discreta
donde poder
tragarte la derrota.

Os vi marchar cogidos,
sombras contra el otoño.

Miré a aquel hombre grande
que te daba la mano
y vi su lealtad incorruptible.

Miré tu andar contrito
domando la tristeza,
y vi tu dignidad como un candil
que os iba antecediendo.

Pilar Verdú, Reino de esponjas (Ed. Tigres de papel, 2016)

Imágenes: Remedios Varo, Maria Helena Vieira da Silva, Sonia Delaunay