17.12.08

o vento nas cidades


DONDE GOLPEA EL VIENTO




Asciende la cabeza, desvanecida
hacia la indiferencia de las máscaras.
Yo escuchaba el desierto y el desierto cantaba
para que el tiempo fuera la incitación al sueño.
Sobre la desnudez del mármol crece
la rosa de mis años transcurridos.
Ciertos acordes, cierto rumor de piedras en avalancha
resuena en los valles,
lacerando los nervios
como una llama lacerada.
Cuando se renace es al costado
de las serpientes, y entre las murallas
invocamos la lluvia o una breve señal.
Si las corolas se inundan de sangre,
trazaré con recelo ese gesto pequeño de quien parte.
En algunos lugares,
he abandonado la contemplación serena de los años
y el sol me desfigura por entre los vitrales.



José Agostinho Baptista (Trad. Viernes)


Imagen de Magritte "Al encuentro del placer"

y música de Carlos do Carmo "Um homem na cidade":

4 comentarios:

Toni dijo...

Interesante poema :) Aunque no entiendo totalmente el mensaje.

eva dijo...

me parece un poema maravilloso
feliz año, viernes
abrazotote

Graça Pires dijo...

"Sobre la desnudez del mármol crece
la rosa de mis años transcurridos."
José Agostinho Baptista é um poeta que cria imagens muito fortes e de grande sensibilidade. Os livros dele fazem parte da minha estante de poesia.
Carlos do Carmo: que prazer ouvir "Um homem na cidade"
Um abraço e os desejos de um Natal cheio de Amor e de Luz.

maría nefeli dijo...

El viento golpea siempre donde hay grietas, mora en los espacios vacíos...
Un poema que es soledad...pero hermoso...
un beso