31.3.08

víspera de abril


LA ESPINA DE ESA ROSA



Hace tiempo que he muerto, pero ahora
regreso a tu memoria en esa rosa
que te ofreció tu amante, y cuya espina
hoy te ha hecho sangrar. Esa es la tinta
que mancha este papel. Pero los muertos
habitan cualquier parte del olvido
si delegan en otros sus funciones:
puedo ser esas moras que recoge
la niña que no fuiste, y que comparte
con un niño que no pude ser yo;
o bien, seré la yedra que se alza
sobre el mármol para ocultar tu nombre,
cuando al mío lo cubran las ortigas.
Hace tiempo que he muerto, pero ahora
tu sangre es ese zumo que dos niños
extraen de las moras; es la tinta
que recuerda a tu amor que aún te quiero.


Pelayo Fueyo, La herencia del silencio (Pre-textos)


Imagen: Casa entre rosas, de Monet

Suena, Often a bird, de Wim Mertens:

4 comentarios:

maría nefeli dijo...

Es la lucidez del dolor, su terrible lucidez...
Abril y noviembre para mí son dos meses extraños...lúcidos...
un beso

maría nefeli dijo...

Coincidimos también en lo de los bancos...

paula dijo...

Te dejaste la puerta abierta,la luz encendida y el olor a inicio de finde.!Cúanto me alegro!de haber entrado a tu mundo,tranquilo la rosa está bien solo es primaveral alergia y tiene que pincharse je,je.
Gracias por el genial trio de sensaciones.Paula

ana dijo...

http://soyuncalvofeliz.googlepages.com/home