22.2.14

Recordando

Yo voy soñando caminos 
de la tarde. ¡Las colinas 
doradas, los verdes pinos, 
las polvorientas encinas!...

¿Adónde el camino irá? 
Yo voy cantando, viajero, 
a lo largo del sendero... 
—La tarde cayendo está—.

En el corazón tenía
la espina de una pasión;
logré arrancármela un día;
ya no siento el corazón.

Y todo el campo un momento
se queda, mudo y sombrío,
meditando. Suena el viento
en los álamos del río.

La tarde más se oscurece;
y el camino se serpea
y débilmente blanquea,
se enturbia y desaparece.

Mi cantar vuelve a plañir:
Aguda espina dorada,
quién te volviera a sentir
en el corazón clavada.

Antonio Machado (26-7-1875; 22-2-1939)


Imagen: tarde en Sevilla
Música: Serrat, He andado muchos caminos

2 comentarios:

Graça Pires dijo...

Sou uma grande admiradora de Antonio Machado. Este poema é maravilhoso. Eu também vou sonhando caminhos da tarde...interrogando-me onde irá o caminho.
Um beijo, amigo.

Arturo T. M. dijo...

Le recomiendo este libro, es de un servidor, espero que les guste.

http://www.lulu.com/shop/search.ep?keyWords=noche+de+serenata&type=Not+Service&sitesearch=lulu.com&q